25 febrero 2017

Cafuné*




Imagino tu pelo como la frontera última,
el no retorno,
el destierro
de todos los escombros
que desmembran este viejo pasillo.

El hambre de arcilla
extiende su alfombra
roja,
la epidermis (recl)Ama,
insufla el aliento,
trazando
parajes,
laderas,
y sendas
con aroma
a casa.

La felicidad,
dicen los rusos,
está en las yemas de los dedos.



Cafuné* (Portugués, Brasil):“recorrer delicadamente con los dedos el pelo del amante/amado”.


*

14 febrero 2017

Hasiera-Amaiera





-Para el chico de las manos suaves-

Si no te vuelvo a ver
si la espiga se retuerce como una caracola
y se desprende,
si aquel penacho de tierra se llena de flores u ortigas,
y los latidos olvidan su vocación,
que no se olvide la piel,
que
por un instante eléctrico
(leve como un pájaro o una eclosión estelar),

se tatuó nuestros nombres.




Related Posts with Thumbnails