02 enero 2011

6 # Overbooking



Mi corazón es un hotel
Casi todas las habitaciones
están ocupadas
por fantasmas que llegaron
antes que yo
También hay una grupo de solistas
que, sin saberlo, forman una banda,
competirían con las sirenas
de la piscina
si éstas,
no hubieran olvidado cantar.

Todos los días se registran
huéspedes nuevos
Algunos no tienen rostro,
otros no tienen rayas
en la palma de la mano.
Los reconozco inmediatamente
porque ya los he soñado
Todos esperan impacientes
un servicio de habitaciones
que se dispersa

Y cada vez hay menos cuartos,
menos llaves,
menos perchas
en las que colgar
los 5 minutos
antes del amanecer

¿Por qué tardas tanto, eh?
No sé cuanto más
podré seguir reservando
la
2046

22 comentarios:

  1. Me ha encantado!! vi 2046 hace muchisimo... creo que toca un "remember". Muas

    ResponderEliminar
  2. Voy para allà! hay fantasmas que no llevan cadenas...

    ResponderEliminar
  3. Muy buena manera de regresar. Y me alegro que haya sido una Poesía.

    Cuídate mucho, Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Bienvenida de nuevo!

    Ya te dije que este me gustó mucho...

    Un besazo de bienvenida!

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo, Alhy.
    Genial esta entrada. Y el broche final de impaciencia ante la llegada esperada de ese alguien especial.
    Oh, 2046, cómo me gusta esa película; con My blueberry nights y Deseando amar, forman mi conjunto favorito de Wong Kar- Wai.

    Besos y feliz 2011

    ResponderEliminar
  6. Alohas!!!!!!!!!!! Alhy Returns :D

    ¿Cómo está todo? Yo aquí retornando al blog, que me tocó currar desde el día 30 y sólo actualicé una peli para despedir el año.

    Precioso poema. He de revisar esa habitación, por cierto.

    Te debo una llamada para estos días :D

    PD: Horrendo capítulo el de Nikki y Paulo. ¿Me explica alguien que pintan esos dos personajes esperpénticos???????????????? XD

    ResponderEliminar
  7. Woah. Me encanta la analogía.
    Y la desarrollaste muy bien :)
    Buenísima!

    Saludos :))

    ResponderEliminar
  8. a mí los fantasmas me dan susto. no sé si podría acogerles en un hotel, ni compartir cama con ellos en caso de ser visitante ocasional. no sé, quizás todo es probar. ¿tú qué dices?



    pd: mi elefante te extrañaba.

    ResponderEliminar
  9. Buenisimo¡¡¡¡
    Conocemos ese hotel y no es un deja vu.


    Besos

    ResponderEliminar
  10. como siempre, me encanta lo que escribes...es un placer retomar el contacto de nuevo..gracias por tus palabras, siempre adecuadas y oportunas..no se como lo haces pero juegas muy bien con las letras...
    un abrazo Alhy.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que tenemos unos corazones habitables. Si no son fantasmas, son inciertos futuros los que nos habitan. O se acomodan en nosotros unos sin techo del sentimentalismo más sentimental, y etecé.
    Pero nosotros, también, somos ocupas referenciales en corazones ajenos.

    Me encantó lo del hotel corazonado.

    Felicidades.

    Mario

    ResponderEliminar
  12. Que chula la poesía, a ver si me arranco y me sale a mi una. (Que me sale una por año, jaja) soy un poc mala.

    Y es una peli? habrá que investigar...


    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Un poema genial.
    Le sacas muy buen partido a esa metáfora corazón/hotel.
    Y esa peli la tengo pendiente...

    ResponderEliminar
  14. He venido a ver la ambigüedad de las estrellas rojas, ahora que por fin tenía un ratito libre, pero debe haber noche nublada... porque no veo estrellas, ni rojas ni blancas...

    ResponderEliminar
  15. siempre puedes dejar de fumar para ahorrar y comprarte un hotel nuevo, o pedirlo para navidad, o... o... o...

    ResponderEliminar

In cyberspace, everybody can hear you dream...

Related Posts with Thumbnails