28 septiembre 2016

Men I'll never have




Sed

No sobrevivirías a un poema
ni a una gran tormenta.
Como un paraguas
estás condenado a la transitoriedad.
De la lluvia a la soledad
todo es sed,
tejados sin raíces
como exóticas plantas tropicales.

Nuestros sueños penden del aire,
cualquiera puede verlos.
Hasta la más leve gota de rocío los robustece.
Así que brindo por ti,
por tu gota,
porque la sed ha vuelto a quemarme los labios,
porque al alba habrán ardido, irreversiblemente, todos tus barcos,
hombre que nunca tendré.






Reafirmación

Existes para reafirmarme en esta desmembranza.
Pendes del hilo de la muerte o de la lluvia.
Caes estrepitosamente.





Granulación de un deseo

No sé en qué margen, vértice o alunizaje te conocí,
pero habría poseído hasta el silencio,
la estela de tu mirada verde,
o el roce de tus labios sobre el frío cristal de cada copa…






Impossible Land

Cae el insomnio
y solo escucho el latido de mi corazón contra el colchón.
Estoy pensando en ti,
pero te escurres por mi manga,
madriguera breve
de tu mirada ácida.


*

08 septiembre 2016

Al filo del 4 (Part II)




8- La cuarta planta (polisemia y homofonía)

En Japón y China el cuatro ha sido desterrado de edificios, hoteles y hospitales:
La cuarta planta no existe.
El cuatro se pronuncia como la palabra “muerte” aunque utilicen kanjis distintos.
Es un número abominable, impronunciable, maldito.
Ella
batalla por su vida en la cuarta planta del hospital,
aquí, desde este lado.
En el país del sol naciente no habría lucha,
nunca se habría declarado la guerra,
porque no hay realidad física que la sustente.
Su habitación y todo lo que la define, simplemente, no podrían existir.


*


9- Horror Vacui

Elige el horror vacui para el lienzo de su piel.
Y no hay centímetro de duda pictórica.
Ella reclama:
“Este cuadro es mío
Abstracto
Rosado y carmesí,
Me perteneces”.

Pero el pintor y el horror vacui no pueden convivir
a la vez
sin devorarse mutuamente.
Sólo una locura
puede sobrevivir
al mismo tiempo.






10- Noche de perseidas

Tiene 92 años y una pesadilla diabética
Demasiados hijos se agolpan a su alrededor
como aves nidificantes.
Ha cedido su dignidad a la vejez, la viudez y al sobrepeso
su oído es sólo el eco de un narrador ajeno.
No le quedan demasiadas noches de perseidas
(ya ni siquiera natillas).
Pero tras cada comida,
mecánica y coquetamente,
se sigue pintando
los labios de rouge.


*


11- Figura

Cuando los delfines duermen, solamente un hemisferio de su cerebro descansa.
Alerta, alerta,
rema el miedo
y en su barca,
no hay espacio para mí.






12- Frambuesas congeladas

Descelero
pero el mundo no descelera.
Como un juego infantil en proceso
para el que llego demasiado tarde:
Lo sentimos. Los participantes ya han sido elegidos.
Tú no juegas…

Todo fluye
(yo no juego)
Las verduras se pudren,
los libros se devuelven sin leer,
las barcas desayunan óxido…

Todo fluye
y lo único intacto que me espera
son aquellas frambuesas congeladas.

¿Recuerdas…?


*

13- Químicos

Hay más química que física en su cuerpo.
Invasores e intrusos acampan en
una tierra de nadie
en la que la intimidad o el pudor
han sido desterrados.
La puerta de la habitación es más frágil que su bata
todo lo que la cruce será
Welcome.

Muñeca de trapo,
no nos mires, no nos cuentes, no nos recuerdes,
no pronuncies nuestros nombres,
abre la boca y las venas
somos tu ejercito de samuráis,
tu veneno y tu antídoto.






14- Última noche

La llevaba de la mano
bajo un rastro de luciérnagas.

No pudo verle la cara.

Nunca hubo palabras.

Huyeron al otro lado,
la noche era suave y blanca
Como el sueño de un gato.

La llevaba de la mano,
Sí,
el cielo parpadeaba
y se acercó a su rostro
y susurró:
¡despierta!



 *

30 agosto 2016

Al filo del 4 (Part I)




1- Mr Cool T-Shirt guy

Mr Cool camina por el pasillo del hospital con la cabeza en los pies y los pies en la cabeza.

Ajusta los tatuajes de sus musculosos brazos, mira sin ver el laberinto, y busca en las desgastadas baldosas el hilo extendido que, en algún momento (¡oh, estrategia!) le enseñó a utilizar Ariadna.

No lo encuentra.

Sólo hay laberinto y en la habitación 2319 le espera un minotauro.

Y Mr Cool comprende, finalmente, que ya no hay garantía de encontrar, indemne, el camino de vuelta.


*


2- Rebotar (La letra pequeña)

¿Cuántas veces puede caer una hoja seca
sin desmembrarse?

¿sin bailar con las zapatillas rojas del viento?

¿sin crepitar bajo tacones y escarchas?

¿sin sucumbir al canibalismo de la tierra y la lluvia,
o a la causticidad del sol?

¿Cuántas veces puede caer una hoja seca
sin ser reclamada por la justicia de los árboles?

¿Cuántas veces?






3- Mosquiteras

Las ventanas de la cuarta planta están cubiertas por mosquiteras para proteger a sus debilitados enfermos. Además de inmonudeficiencias, contienen corrientes. Todo está bajo control. Nada fluye ni permanece, ni siquiera la duda. La cuarta planta es una sofocante marea de asepticidad enrarecida en la que, contra todo pronóstico, excepcionalmente, se cuela un mosquito.


*


4- Esperando a Eva

Dos ventanas limitan el pasillo de hematología.

Es largo, afortunadamente.

El doble gotero le sirve a la anciana de improvisado bastón. Su voluntad es infatigable, pendular, oceánica. Siempre regresa.

Cierta oxidada rigidez se apodera de su desgastado cuerpo, pero, como Wall·E, no desiste en su tarea (La lleva prendida a su muñeca).

Cada nuevo paso podría despertar a Eva.  



 


5- Hope

Odia el pan del hospital

Su bandeja devuelve, intactas, barras enteras.

Un gorrión aparece oportunamente y nos observa con su inocencia azul desde el otro lado de la pétrea mosquitera.

Intento enviarle migas de pan sin éxito y él me mira sin comprender que todo está a su favor: el verano, las transitadas calles, la noche estrellada…

Todo está a su favor. Sin embargo,
yo no puedo alimentarlo.


*


6- Para que tú no lo sepas

No te creas todo lo que te muestran tus pesadillas.

Siempre hay naves de hueso transitando por los márgenes
de los mapas que te guían.

Tu infierno está vertebrado, definido, retroalimentado,
al abordaje de la cáscara de nuez que es tu consciencia,
royéndola,
crepitando en susurros,
lenta e imperturbablemente,
como termitas en la madera.






7- The Dementor’s Kiss (The prestige)

“Every great magic trick consists of three parts or acts. The first part is called "The Pledge". The magician shows you something ordinary: a deck of cards, a bird or a man. He shows you this object. Perhaps he asks you to inspect it to see if it is indeed real, unaltered, normal. But of course... it probably isn't. The second act is called "The Turn". The magician takes the ordinary something and makes it do something extraordinary. Now you're looking for the secret... but you won't find it, because of course you're not really looking. You don't really want to know. You want to be fooled. But you wouldn't clap yet. Because making something disappear isn't enough; you have to bring it back. That's why every magic trick has a third act, the hardest part, the part we call "The Prestige".”

Christopher Priest


Una siempre espera, ingenuamente, que no la saques a bailar.
Pero me escogiste y me besaste
(siempre por azar).
Fue un beso violento.
Sabía a infinito.
Me ahogaba.
Tu aliento de araña paralizaba mis huesos.
Y así, mi esencia se condensó en el vértice de ese beso.
El país de los monstruos era mi hogar
ahora.
Y todo lo que abrigaba mi corazón, pasó a ser tuyo.
Todo lo que me arañaba redefinía mi alma.

¿Hasta cuándo piensas quedarte?
¿Hasta quién?

Hace demasiado frío en tu prestige,
o tormenta de arena.
Si no separas tus labios,
me desharé con ella.

*
Related Posts with Thumbnails